balanza

 

 

 

 

FICHERO DE INCIDENCIAS JUDICIALES

 

 

El Fichero de Incidencias Judiciales o FIJ contiene datos de carácter personal referidos tanto a personas físicas como jurídicas. Este fichero lo gestiona una empresa privada que se denomina Informa D & B, S.A.

 

Dirección del FIJ

Al igual que los ficheros de morosos más habituales, para el ejercicio de los derechos de los particulares, los afectados se deben dirigir por correo a la siguiente dirección:

Apartado de Correos 1189

28108 – Alcobendas (Madrid)

El Fichero de Incidencias Judiciales tiene algunas particularidades que vamos a comentar a continuación.

 

Características del FIJ

En primer lugar es importante aclarar que datos e información se incluye en este fichero, ya que es distinta a la de otros ficheros morosos, puesto que el FIJ en sí, no se puede considerar un listado de morosidad. El mismo nombre del fichero ya identifica su objeto y los datos que va manipular.

Por incidencias judiciales cabe entender todo asunto que está siendo objeto de discusión en los juzgados. En principio por tanto, el FIJ va a recoger todas aquellas deudas que sean perseguidas, reclamadas o ejecutadas.

Llegados a este punto, hay que especificar de qué manera recibe la información el FIJ para confeccionar su listado, porque a partir de ello podremos señalar e identificar cuáles son las deudas inscritas en el FIJ.

Pues bien, la fuente de información del FIJ es pública. En otras palabras, se nutre de las publicaciones oficiales para confeccionar su fichero. Estas fuentes de información son el BOE, el BORME y otras publicaciones oficiales.

Entonces, ¿hay que plantearse cuáles son las deudas que aparecen en estas fuentes? Pues básicamente las deudas contraídas con los organismos públicos, como puede ser los impagos con la Seguridad Social, con los Ayuntamientos, con Hacienda, etc.

Otros de los datos que van a aparecer en el FIJ son la declaración de concurso de acreedores de una compañía, los  procedimientos de apremio administrativos, embargos ejecutivos y todas aquellas actuaciones judiciales  que se publiquen en un diario oficial.

Así, podemos apreciar que las deuda de carácter privado no se van recopilar en este fichero, ya que, aunque se reclamen o se ejecuten, no van a aparecer en el BOE, ni en ningún otro diario de carácter oficial.

 

Automatismo del FIJ

Otra característica del funcionamiento del FIJ es el automatismo. La deuda se incluye de forma inmediata y automática en el fichero cuando se publica en el diario o boletín oficial. Esto tiene un inconveniente para las personas que liquidan la deuda, ya que el pago de las deudas no se publican y al automatismo implantado para su inscripción no funciona cuando se cancela una deuda.

El resultado final, es que la deuda pagada va a continuar inscrita en el FIJ a pesar de haberse abonado. El propio interesado tendrá que ponerse en contacto con el FIJ, para solicitar la cancelación de la anotación por liquidación de la deuda inscrita. A la solicitud se debe acompañar el recibo del abono de la deuda o un certificado del organismo pertinente que acredite que el interesado está al día de sus obligaciones.

Una última peculiaridad, es la carencia de consentimiento del afectado en su inclusión en el fichero, dado por el carácter público de las fuentes. En consecuencia, el acceso para consultar el fichero es más fácil pero, por el contrario, no se puede solicitar la cancelación del apunte sustentada por falta de notificación de la inscripción al afectado.

No existe la obligación de comunicar previamente al deudor su inclusión en el FIJ. La propia publicación oficial se puede considerar como la notificación con todos sus efectos.